La Guardia Civil, en el marco de la Operación Zedrón, ha desmantelado un entramado delictivo dedicado a abastecer de embarcaciones a otras organizaciones delictivas, dedicadas al tráfico de inmigrantes desde Marruecos hasta la Península.

Hay cuatro personas detenidas, de nacionalidades española y marroquí, por presuntos delitos de Organización Criminal y Falsificación Documental y se han intervenido un total de 18 embarcaciones neumáticas.