Información
Enviar por ; Correo electrónico

Consumo responsable en el Día Internacional de la Pesca

Información
Diario Marítimo ; 21 Noviembre 2016 ; 5325 visitas
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Pesca20de20BajuraEn el Día Internacional de la Pesca, Ecologistas en Acción alerta sobre la situación de vulnerabilidad los recursos
pesqueros españoles y, de cara a las Navidades, inicia una campaña sobre  consumo responsable de marisco y pescado relanzando la guía 
Sin Mala Espina.

Con motivo del Día
Internacional de la Pesca, Ecologistas en Acción denuncia que los recursos
pesqueros, de los que dependen muchos pueblos del litoral español, están en una
situación de gran vulnerabilidad. La actual Política Pesquera Común, vigente
desde el 1 de enero de 2014, compromete de forma vinculante a los Estados
miembros a alcanzar unos niveles sostenibles de pesca antes del próximo 2020.
Pese a ello, según datos de la propia Comisión Europea, el 48% de las especies
de interés pesquero evaluadas en el Atlántico están sobreexplotadas y en el caso
del Mediterráneo la cifra asciende al 93%.

El Estado español es uno de los primeros productores de
Europa de productos pesqueros. Sin embargo, debido a la alta demanda y al
comercio exterior, más del 70% del pescado y el marisco que se consume procede
de caladeros exteriores, capturados con buques de alta potencia y tonelaje
mediante artes de pesca muy poco selectivos, con una gran huella de carbono
asociada.

Ante esta situación,
 
Ecologistas en Acción manifiesta que es
fundamental hacer presión en los órganos encargados de la toma de decisiones
relativos a la pesca, así como concienciar a la población del estado de los
recursos de su litoral, tan importantes y a la vez tan olvidados. Para ello, la
organización ecologista pone a disposición de la ciudadanía la guía de consumo
responsable de pescado y marisco 
Sin
Mala Espina
, retomando así su campaña
sobre consumo responsable de cara a las fiestas navideñas.

Como consumidoras y consumidores, las personas pueden
elegir no sólo la cantidad y la calidad, sino también el impacto ambiental y
social asociado a los productos que se consumen. La organización ecologista
anima a la diversificación del consumo para reducir la presión sobre las
especies sobreexplotadas, así como a consumir pescado y marisco que sea local,
de temporada, etiquetado adecuadamente y capturado con artes de pesca
tradicionales, que aseguren el bajo impacto de su actividad y, con ello, el
mantenimiento de las poblaciones a largo plazo.