Imprimir
Categoría: Comunicados
Información

Consejos para el cuidado de mayores ante el COVID-19

Información
Diario Marítimo ; 13 Marzo 2020

covidLa actual situación de emergencia en España por el contagio masivo de sus ciudadanos por el COVID-19 hace que, más que nunca, tengamos una especial atención por nuestros mayores. Se ha demostrado que esta población es la más sensible y en más riesgo que el resto.

Precisamente esta situación ha obligado al cierre de numerosos Centros de Día, lo cual hace muy complicada la situación. Lo recomendable es que nuestros mayores se queden en casa y eviten tener contacto con los más pequeños, puesto que se ha demostrado que los niños no manifiestan una sintomatología tan aguda como los adultos, pero sus contagios en mayores manifiestan síntomas más agudos que si los contagia una persona adulta.

Como cuidar de los mayores 

En la actual situación, como hemos comentado, lo más recomendable es recluirse en casa y salir de ella solamente para lo imprescindible, evitar sitios públicos muy concurridos y mantener una distancia de precaución de mínimo un metro con otras personas.

Y, ¿qué podemos hacer por nuestros familiares más mayores? Como hemos dicho, hasta que la situación no se normalice, debemos evitar el contacto con los más pequeños y conseguir que ellos también limiten sus salidas de casa. Como quiera que nosotros mismos también tenemos que limitar las visitas a nuestros familiares.

Como puede verse, si ya resulta sumamente complicado en una situación normal, el cuidado domiciliario de nuestros mayores, con la actual alerta se hace muy cuesta arriba el poder hacerlo con total seguridad y evitando unos contagios que podrían costarles la vida.

Hay soluciones

Pero, aunque pueda parecer imposible, existen soluciones para una situación tan compleja. Hay empresas que facilitan un servicio de profesionales especializados en el cuidado de mayores en Granada. Además, estas empresas han sido especialmente sensibles a la situación y han establecido diferentes protocolos con su personal, para poder continuar su actividad profesional de cuidado, con medidas de seguridad para evitar el contagio del COVID-19.

Además, todos los profesionales han recibido formación, no sólo en las pautas que deben seguir para evitar ser contagiados, sino también en cómo detectar un potencial caso de contagio en una persona cuidada y cómo actuar en consecuencia. También conocen el protocolo a seguir para que visitas o paseos supongan un riesgo para estas personas, las necesidades de higiene y limpieza en el domicilio.

Es, en un momento tan crítico como este, cuando este tipo de servicios se manifiesta como indispensable. La situación no nos permite atender a nuestros mayores sin correr un riesgo que, como decimos, puede ser letal para nuestro ser tan amado.

Un servicio necesario

Los profesionales del cuidado de mayores están altamente formados en especialidades sanitarias como la geriatría, la asistencia técnico sanitaria o la fisioterapia. Además, tienen una amplia experiencia en este tipo de trabajo, por lo que también hacen compañía, dan conversación y entretenimiento a la persona que cuidan.

También se encargan de todas las áreas relacionadas con la alimentación, desde la compra, el cocinar siguiendo las prescripciones médicas en el caso de dietas y el ayudar al anciano a alimentarse. Otra tarea importante es la de llevar a cabo las labores domésticas, como la limpieza del hogar, lavado y otros quehaceres.

Es especialmente importante, ahora mismo, este aspecto, pues tienen especial cuidado con la desinfección, no sólo del paciente, con la limpieza regular de sus manos, sino también con la desinfección de muebles y estancias.

Ahora mismo, se prevé que el anciano pase muchísimas horas en su casa, por lo que la movilización y dar pequeños paseos de forma segura se hace necesario. Las horas pueden hacerse muy largas dentro de un domicilio.

Consejos generales para evitar el contagio

Finalmente, terminamos este contenido con diferentes consejos, adicionales a los que hemos comentado anteriormente sobre las visitas a las personas mayores y la minimización de las actividades sociales, o salir y entrar de casa.

El primer consejo es el de lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón, tanto antes de tener contacto con el anciano, como hacerlo también con él. Se recomienda ventilar la casa todos los días durante un período de 10 minutos en la medida de lo posible. En caso de que el anciano se encuentre mal, debe evitarse la visita al médico y llamar a urgencias para que nos expliquen la operativa.

Se recomienda también, prestar atención a que los mayores lleven las uñas cortas, evitando el uso de anillos, pulseras, relojes de muñeca u otros accesorios. Debemos evitar compartir objetos, especialmente vasos o cubiertos. Hasta que no pase la actual alerta, también es aconsejable evitar el contacto físico y mantener una distancia de 1 a 2 metros.

Es muy importante que todos nos concienciemos de la actual situación. Fuentes sanitarias indican que se estima que el 70% de los españoles va a ser contagiado por el virus, y la población anciana es la más delicada y con peligro.