Información
Enviar por ; Correo electrónico

Inspectores ambientales de México capturaron y llevaron a un sitio seguro a un hipopótamo de 600 kilogramos que desde enero de 2018 habitaba en lagunas del oriental estado de Veracruz

Información
Diario Marítimo ; 22 Marzo 2018 ; 1021 visitas
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El ejemplar de hipopótamo del Nilo (Hippopotamus amphibius) había hecho su hogar en dos lagunas artificiales en la municipalidad de Las Choapas, ganándose el cariño de los pobladores que lo bautizaron como "Tyson".

 

Mediante un comunicado, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) indicó que su personal guió la noche del pasado lunes al animal hacia una caja especial para traslado, sin necesidad de sedarlo, pues lo atrajeron con frutas y verduras como anzuelo.

Para la operación de captura se requirió la intervención de tres inspectores ambientales, 13 policías, un médico veterinario y personal de la Unidad de Manejo Ambiental (UMA) a la que fue llevado, apuntó la instancia.

La Profepa también afirmó que desconoce cómo fue que el hipopótamo de 2,20 metros de longitud y 1,15 metros de altura llegó a las lagunas cercanas a una finca de la comunidad Ceiba Blanca, aunque existen sospechas de que fue abandonado.

"Tyson" se había vuelto una atracción para los habitantes de la zona, quienes ya lo consideraban una mascota a la que le llevaban alimentos y se fotografiaban posando a su lado, según la prensa local.

Los pobladores incluso se manifestaron con mantas contra su captura e intentaron impedirla; sin embargo, la Profepa advirtió que era un riesgo para la gente y el ecosistema que deambulara en libertad, ya que esta especie es catalogada como una de las más agresivas.

"Aunque este ejemplar hasta el momento se ha mostrado dócil, de manera sorpresiva puede cambiar su conducta y tornarse sumamente agresivo contra las personas", expuso Profepa en un comunicado previo.

La instancia aseguró que la UMA Citlaltépetl, en la ciudad de Orizaba, cuenta con las condiciones óptimas para garantizar su protección en tanto que define su situación, al tratarse de un animal en presunto estado de abandono